Crónica

El punto de encuentro fue el Parque de los Deseos. La hora, 1 de la tarde. Los músicos ya habían asistido a la reunión informativa y confirmado su asistencia. Todo estaba listo. El clima estaba de nuestro lado, había un sol radiante sobre el parque y había una finca que esperaba por todos, llena de personas dispuestas a servir. Todos esperábamos por los buses para desplazarnos hasta Santa Elena, el lugar donde íbamos a pasar dos días llenos de la presencia de Dios. Las expectativas estaban muy altas. Era no sólo cumplirlas desde el área espiritual sino musical.

Llegamos a la finca y después del almuerzo, el Gospel Camp apenas comenzaba. El equipo de Vertical Music estaba preparado para iniciar la primera jornada, que iba a ser corta pero decisiva. Esa primera noche hubo tiempo para perdonar, honrar y pasar un buen rato con el Espíritu Santo. Tiempos de ministración y de mucha intimidad con Dios,  fueron los vividos esa primera noche. Para finalizar el domingo todos tomamos chocolate caliente para el frío y después pasaron a sus cuartos para descansar y comenzar muy temprano el segundo y último día.

Entre una charla y otra los músicos adoraron y alabaron olvidando que no estaban en un escenario tocando algún instrumento musical y entendiendo que la adoración es una actitud del corazón más que la interpretación con excelencia, pero necesaria, de un piano, guitarra, batería o algún otro instrumento. El lunes festivo fue una jornada extensa donde se tuvo momentos para orar e interceder por nuestro país en el día de su independencia; pero también de estar quietos y conocer a Dios en el secreto. Desde fundación Gospel Park, sabemos y entendemos que a ellos como músicos les estaban hablando el mismo lenguaje y los músicos estaban escuchando algo que necesitaban oír, porque así lo expresaron en algunas ocasiones muchos de los asistentes, encontraron un equipo de servidores que entienden sus luchas y están dispuestos a ayudarlos y a orar por ellos.

Las expectativas estaban muy altas y superarlas era un reto aún mayor, pero después de escuchar las respuestas en un sondeo rápido en los buses de regreso a Medellín, donde varios de los asistentes al Gospel Camp 2015 hablaron de sus vivencias, llenaba de alegría al staff de fundación Gospel Park y a Vertical Music, saber que Dios había hablado a los corazones de todos los que estábamos de vuelta. Ver como uno de los integrantes de las bandas que estarán en el Gospel Park, expresó que es una persona muy sola pero que ahora se siente parte de una gran familia; o escuchar de una de las chicas que iba porque necesitaba que Dios le hablara e incluso que este tiempo de refrigerio y conocimiento era muy necesario en la vida de muchos, nos llena de alegría y alienta a seguir escribiendo una nueva historia, en la ciudad de la eterna primavera.

Escrito por: Andrea Henao.

IMG_1320