Encuentra y sigue tu pasión

pasion_iSigue tu pasión. Esas tres palabras parecen proporcionar una ruta sencilla hacia el éxito que implica que hallaremos el trabajo perfecto si miramos dentro de nosotros y seguimos nuestro corazón. Es una idea reconfortante y bien intencionada, pero ¿es un buen consejo? Abandonar todo para simplemente seguir tu pasión puede llegar a ser desastroso. Es por eso que soy un gran defensor de vivir una vida con propósito donde encuentras y sigues tus pasiones. Puede sonar parecido pero no es lo mismo. He aquí el por qué:

Nunca aconsejaría a alguien a “seguir su pasión” hasta que entienda quién es él, qué quiere y por qué lo quiere. La pasión es demasiado importante como para no tenerla, pero demasiado voluble para ser guiado solamente por ella. Muchas veces me piden hablar en campamentos juveniles, y una de mis preguntas favoritas a los estudiantes es: ‘¿Qué carrera quieren estudiar?’. Después que escucho sus respuestas iniciales, les digo: “Ahora, supongamos que les doy un cheque por 10 millones de dólares y que podrían estudiar cualquier carrera o iniciar el negocio que quieran, sin necesidad de que alguna vez me paguen o que generen un centavo con mi inversión – Ahora, qué carrera quieren estudiar o qué negocio les gustaría comenzar”. Es sorprendente escuchar con cuanta frecuencia sus respuestas cambian a algo completamente diferente. ¿Por qué? Porque ellos siguen el camino que creen que será la apuesta más segura para un ingreso estable, y en la mayoría de los casos ese camino no incluye estudiar la carrera de sus sueños o seguir las ideas por las que están apasionados. Así que hay que considerar si están haciendo la elección correcta.

Entonces ¿debo seguir mi pasión?, me gustaría decir absolutamente que sí, pero hazlo con algunos límites establecidos alrededor de ella, sé realista y práctico acerca de lo que puedes y no puedes hacer. Para algunos, su pasión puede estar vinculada a un sector específico, como la música, el arte, o la ciencia, pero personalmente creo que la mayor parte de nuestra pasión está vinculada a un deseo, el deseo de dirigir, de generar un cambio, de enseñar o ayudar a otros. Y muchas veces esta pasión, la puedes aplicar y llevar a cualquier empleo o industria.

Lo importante es que cada uno de nosotros averigüe primero cuál es la pasión que tenemos dentro y qué nos mueve a ser lo mejor que podemos ser. ¿Cuál es la pasión que te hace querer saltar de la cama en la mañana, listo para conquistar el mundo? ¿Cuál es la pasión que te ayudará a seguir adelante cuando todo a tu alrededor parece estar cayéndose a pedazos? ¿Cuál es la pasión que hará que quieras dar el 110 por ciento de ti mismo, en lugar de dar el mínimo para cobrar una quincena? ¿Cuál es esa pasión para ti? Una vez que identifiques cuál es tu pasión puedes realmente empezar a averiguar qué caminos te permitirán seguirla.

Creo que si realmente eres un apasionado del trabajo que estás haciendo, tienes mayores posibilidades de alcanzar el éxito. Creo que cuando nos apasiona algo tenemos más energía, trabajamos mucho más duro, somos más creativos, buscamos soluciones más diligentemente cuando surgen problemas difíciles, e inspiramos a aquellos que trabajan junto a nosotros. Cada uno de estos elementos nos ayuda a aumentar nuestras posibilidades de éxito. Pero por encima de todo, creo que somos más felices cuando seguimos nuestra pasión en la vida, y esa es la mejor clase de éxito.

Recent Posts